Miami Octubre 2015 (La verdadera razón de mi viaje)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 7 de noviembre del año pasado mi lado impulsivo e inconsciente compró una entrada VIP para el concierto de Taylor Swift en Miami para octubre de 2015. En mi cabeza se cruzaba la idea de que tendría un año entero para ahorrar y comprar el pasaje y así poder escuchar en vivo las canciones que me acompañan casi todos los días en mi cocina mientras horneo. Si no lograba reunir el dinero, revendía mi entrada y listo. Era Julio de 2015 y yo aún no compraba mi pasaje y aunque estuve a punto de vender mi entrada y desistir del sueño increíble de ver a Taylor en vivo, me dije a mí mismo que estaba loca y que tenía que ir sí o sí. Y así fue, compré mi pasaje y el 25 de octubre me embarqué en un viaje inolvidable para ir al concierto de mis sueños, reencontrarme con mis amigas/hermanas Viteri y aprovechar para comer en lugares deliciosos que ya tenía chequeados desde hace tiempo.

En este post les contaré sobre tres lugares que me recomendó mi cliente/amiga virtual Nicole de @iloveatbynfc y de los que me enamoré y se los vuelvo a recomendar a ustedes. Quisiera hacer un post solo del concierto para contarles la experiencia de principio a fin pero creo que sería muy vergonzoso y ustedes están aquí para leer sobre gastronomía y viajes y no sobre las vivencias de esta mujer de 27 años con alma de adolescente para siempre.

Estas son mis recomendaciones:

True Loaf: Ubicado en 1894 Bay Road en Miami Beach, esta panadería/pastelería es todo lo que me imagino para el futuro de Biscotti cuando tengamos un local. El espacio minimalista, blanco, sencillo y acogedor es increíble. Todo está bien pensado y calculado, creado específicamente para los productos que venden. Panes de todo tipo recién salidos de horno, galletas con mucho chocolate (puedes ver incluso cómo las preparan), financiers, madeleines, quiches, sánduches, scones, buns, pastelitos,  mantequilla de maní/almendras y mermeladas artesanales. Fui con Adriana, mi mejor amiga, y tuvimos que contenernos para no perder el control (como usualmente nos pasa) y pedir más comida de la necesaria. Por esta vez tuvimos croissant de jamon y queso, croissant de chocolate, chococolate chip cookie con nueces y una madeleine de caramelo y chocolate. Gastamos $14 muy bien pagados y hubiéramos querido no llenarnos para poder probar más de todas estas delicias. Un lugar increíble que les recomiendo 100%.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Panther Coffee: Tienen tres locales en Miami, y tuve la oportunidad de visitar dos de ellos, uno justamente al lado de True Loaf y otro en Wynwood. Noté que el local de Miami Beach era mucho más amplio y con mayor movimiento, o tal vez esto se debía al horario en que fuimos (10h00). El olor a café te recibe apenas abres la puerta y te encuentras con un espacio enorme, súper moderno y lleno de mesas y sillas donde las personas están con sus laptops trabajando o estudiando mientras se toman un café. La música, el ambiente y el aroma es perfecto. La gente llega en bicicleta, con sus mats de yoga recién salidos de clase o con sus mascotas de compañía. Me gustó mucho el concepto del lugar, algo que no tenemos en nuestra ciudad y sería ideal crear. Nos dimos cuenta que los panes y dulces eran los mismos de True Loaf, lo que me parece increíble y digno de aplaudir, ver como entre negocios se apoyan y hacen crecer a la comunidad en conjunto.

Zak The Baker: Ubicado en Wynwood. Fachada blanca con letras negras que dicen BAKERY y una larga fila para ordenar tu pedido. Un menú inspirado en la cultura y comunidad judía, debido al origen de sus creadores y la mayoría del publico que los visita, al menos en el momento en el que fuimos nosotras. Creo que este fue el mejor lugar que visité en estas vacaciones. Qué difícil poder escoger que era lo que íbamos a comer cuando nos daban ganas de pedir absolutamente todo. Tuvimos que decidir: Rugelach, Croissant de Chocolate, Avocado Toast y el especial del lunch ese día que era: Bowl – Potato and mushroom fritter, pepper tomato stew; de tomar tuvimos Hibiscus Rose Jojo Tea. Todo estuvo delicioso, aunque definitivamente el croissant de chocolate de True Loaf es mucho más rico. Tienen una variedad increíble de panes, galletas y  pastries en general, además de un menú de desayunos y almuerzos. La cocina es enorme, tienen suficiente personal para atenderte y la experiencia de visitar el lugar es increíble de principio a fin. Por un momento consideré renunciar a Biscotti y pedir trabajo ahí, pero no puedo hacerles eso a ustedes 🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el próximo post les recomiendo los demás lugares que visité y les compartiré la experiencia de desayunar en The Breakers Resort en West Palm Beach.

Fue una semana increíble, llena de amistad, comida deliciosa y diversión de la mano de Miss Taylor Swift (aquí les dejo una foto del concierto <3)

Taylor Swift 1989 World Tour

Gracias China, Adriana, Angela y Gaby por recibirme siempre con tanto amor, amistad y alegría.

Un abrazo y gracias por leerme,

MJ

  Guardado en: Viajes
  Comentarios: Ninguno

Por admin,